miércoles, 15 de febrero de 2012

2. GEOGRAFÍA.


Jarandilla de la Vera: Xarandiella, en la edad media, que significaría pequeño lugar del valle, ya que Xaran-Jaran-Harán, en vasco y otras lenguas prerromanas significa Valle-Ribera de río.


CLIMA:       
El clima es de tipo mediterráneo, caracterizado por inviernos suaves y veranos templados y secos, abundantes precipitaciones, distribuidos de forma irregular. El clima no es uniforme debido a las diferencias de altitud. En las zonas de la sierra las temperaturas descienden por debajo de cero donde se acumula nieve; en la meseta donde se localiza la población de Jarandilla de la Vera situada a una altitud de 545 m. las temperaturas son suaves presentando una media de 18ºC; y por último en las zonas más bajas situadas en las vegas del río Tiétar los veranos son muy calurosos y el invierno con grandes heladas, debido a la proximidad del río.


AGUA:
La red fluvial está dominada por las gargantas Jaranda y Jarandilleja, además de un gran número de arroyos, las aguas de las gargantas han regado tradicionalmente los huertos que se sitúan por sus riveras y por los alrededores del pueblo. Las gargantas conforman, junto a las características climáticas y biogeográficas, uno de los grandes atractivos naturales de Jarandilla de la Vera.



FAUNA: El mamífero más simbólico de la zona es la cabra montés, podemos encontrar jabalíes, comadrejas, guarduña, gineta, zorro, conejo, ratón de campo, erizos …
Entre las aves podemos encontrar el águila real, águila culebrera, buitre leonado, cernícalo, milano negro, milano real, cigüeñas blancas, cigüeñas negras (ya en peligro de extinción), cuervos, grajillas, rabilargos, en los campos de cultivo podemos encontrar perdices, tordos, abubilla, cuco ... y aves nocturnas como el búho, la lechuza, mochuelo …
En la Comarca de la Vera abundan reptiles y anfibios como el lagarto ocelado, lagarto verde, lagartijas, variadas especies de serpientes, salamandras, tritones, sapos, ranas ...
En las abundantes aguas de las gargantas, ríos y charcas se refugian la trucha autóctona (lomo cubierto de puntos naranjas), barbos, bogas, cachuelos, tencas, carpas, black-bass etc ..

FLORA:
La flora es muy variada y estratificada en pisos bioclimáticos: El monte bajo está compuesto por helechos, tomillo, torvisco, romero, jara y gran número de arbustos pequeños.
El roble es el árbol más representativo de bosque de la comarca, lo podemos encontrar desde las vegas del río Tiétar hasta una altura de 1600 metros. En las zonas húmedas aparecen acompañados de castaños, en menor abundancia aparecen las encinas.
En las cumbres, la vegetación es escasa, abundan las escoberas y los piornos.

VEGETACIÓN: Dentro de la Comarca de la Vera, se pueden distinguir varios grupos o asociaciones vegetales:
Arbolado – constituidos básicamente por Pinus pinaster, con una escasa biodiversidad vegetal. Ocupan una gran proporción de la extensión total de la comarca. Así mismo, se pueden observar varias especies de castaños asociados con Quercus.

Frutales – se trata de plantaciones en secano, siendo el más representativo el cerezo, pero también cuenta con higueras. El cerezo forma mosaico con olivares y con marcos de plantación diverso.
Zonas de matorral – prácticamente carece actualmente de aprovechamiento. También pueden verse asociados con pastizal, situados sobre suelos pobres y accidentados principalmente, procedente de pastizales invadidos por matorral.

Zonas de labor – se trata de terrenos cuyo principal aprovechamiento es el pasto, aunque con el fin de alimentar el ganado en épocas de escasez, se cultiva una parte. El agua para el riego, por lo general a pie, procede de diversos arroyos y pozos. Los cultivos más importantes, a parte de las praderas artificiales, son el tabaco y el pimiento.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada